Guarnición

Hierbas Silvestres: la Achicoria

El peculiar sabor de las hierbas silvestres no tiene igual, desde la antigüedad tiene un crecimiento espontáneo que sigue los ritmos de la naturaleza.

 resized_P4070134 picasa

Cuando puedo y si el tiempo lo permite, voy a recoger estas hierbas que luego se convierten en guarniciones para mis recetas. Hay que tener cuidado al recoger las plantas, hay que mantenerse alejado de lugares contaminados, excluyendo también las áreas donde hay huertos y campos de cultivo, ya que estas podrían haber sufrido tratamientos fitosanitarios.

En mi tierra hay afortunadamente todavía lugares aún sin contaminar y hermosos donde me gusta llevar a mis sobrinos a pasear.  Y ahora que parece haber llegado la primavera de verdad, con mi marido en su tiempo libre, nos armamos de paciencia, una cesta y unas tijeras y nos vamos de paseo por el campo.

Hay muchas especies de plantas silvestres comestibles, casi todas se tienen que cocinar hirviéndolas previamente. Con patatas o como rellenos para tartas saladas y pasta fresca casera (como los raviolis), para tortillas y arroces perfumados…o crudas, para frescas ensaladas… Será impagable la satisfacción de llevarlas a la mesa, después de haberlas recogido con nuestras  propias manos.

 

La hierba más común y que es más fácil de encontrar aquí es…

  resized_verdure selvatiche              

 resized_P3230005 picasa

                                                                 La achicoria

 Con la achicoria hice un plato bueno y saludable, recogí alrededor de un kilo de verduras y cuando llegué a casa, lo limpié con mucha cuidado, eliminando las impurezas, la tierra, y las hojas más duras y oscuras. La lavé bien en agua corriente y luego la dejé en remojo con una cucharadita de bicarbonato una horita antes de cocinarlas. Yo siempre uso el bicarbonato para limpiar eficazmente fruta y (pero cuidado con las fresas…se vuelven negras y para ellas, este “truco”  no vale!)

Luego puse a hervir agua con sal, donde también añadí 4 patatas peladas y cortadas en cubitos para que se cocinaran junto con las hierbas. Una vez que estuvo ya todo listo, escurrí la verdura y la salteé en una sartén con , 2 dientes de ajo y pimentón picante.

Mmm…olía bien pero sabía mejor, en resumen… un verdadero tesoro de vitaminas …

resized_P1170017 picasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>